"West Side Story" (Robert Wise y Jerome Robbins, 1961)

west-side-story1

¿Cuál ha sido la naturaleza del extraordinario impacto de este musical? Desde luego, no se reduce al maravilloso libreto de Arthur Laurents, a la prodigiosa música de Leonard Bernstein, a las letras de Stephen Sondheim o a la atlética y original coreografía de Jerome Robbins.

Podemos hallar una clave de su éxito en esa conjunción de elementos, sumada a la actualidad y a la hondura social de la trama: una versión de Romeo y Julieta, ambientada a mediados de los cincuenta en un suburbio de Nueva York, donde puertorriqueños y sajones se enfrentan como sólo puede hacerlo una comunidad desesperada.

Cuesta encontrar una sola canción que resuma la esencia de esta obra. De hecho, está llena de números memorables como "Something's Coming", "Maria", "America", "Somewhere", "Tonight", "Jet Song", "I Feel Pretty", "A Boy Like That", "One Hand, One Heart", "Gee, Officer Krupke" y "Cool".

El musical llegó a los escenarios de Broadway en 1957, producido por Robert E. Griffith y Harold Prince. Si hay una forma de definir su triunfo es ésta: ese primer montaje de West Side Story permaneció en cartel a lo largo de 732 representaciones antes de emprender una gira igualmente exitosa.

En 1961, Robert Wise llevó al cine la obra de Bernstein, Laurents, Sondheim y Robbins. Protagonizada por Natalie Wood (doblada en las canciones por Marni Nixon), Richard Beymer (doblado en las canciones por Jim Bryant), Rita Moreno (doblada en las canciones por Betty Wand), George Chakiris y Russ Tamblyn, la película ganó diez Oscars y supuso una radical innovación en el campo del musical.

Fotografiada por Daniel L. Fapp en Super Panavision 70, West Side Story figura, por muchos motivos, entre las mejores películas de la historia del cine.

west-side-story2

El proceso creativo

"El trabajo intenso de Leonard Bernstein en la música para West Side Story –escribe Peter Gradenwitz–, inusual, serio y trágico en el texto, secuencia de escenas y dramatismo realista, se desarrolla entre los meses de febrero y agosto de 1957. El 26 de enero de ese año había dirigido su, provisionalmente, último concierto con la Filarmónica de Nueva York, que interpretó entonces su primera versión independiente de la obertura de Candide. La idea de una versión moderna del tema de dos amantes a los que un entorno enemistoso impide la unión, había ocupado a Jerome Robbins y a Bernstein durante ocho años. El Romeo y Julieta de William Shakespeare, la tragedia romántica de los dos jóvenes cuyas familias se combaten encarnizadamente, constituyó el impulso catalizador".

"Cuando Robbins –añade Gradenwitz– acometió el montaje coreográfico de Age of Anxiety (1949–1950), éste y Leonard Bernstein comenzaron a pensar en un musical en el que el drama, el canto y un ballet lleno de contenido estuvieran estrechamente unidos entre sí; en una obra para el teatro musical que, manteniendo el estilo fundamental del musical se aproximara a la ópera. A Robbins se le ocurrió la idea de adaptar el argumento de Romeo y Julieta. La actualidad del momento le llevó a pensar en una pareja de novios a los que separan diferentes creencias religiosas y pandillas callejeras que se combaten con odio. La acción se desarrollaría en la parte este de Manhattan y se titularía East Side Story. Pero como Robbins y Bernstein estaban sobrecargados de trabajo, el proyecto durmió durante seis años, hasta que lo desempolvaron de nuevo en 1955, junto con el colaborador literario Arthur Laurents. Entretanto, el odio racial y la criminalidad juvenil habían ganado actualidad frente a los problemas religiosos. Sobre todo la gran afluencia de inmigrantes puertorriqueños a los barrios del oeste neoyorquino había agudizado los problemas raciales y sociales. De esta manera, lo que se iba a llamar «East Side Story» se tituló West Side Story. Arthur Laurents escribió el libreto; Stephen Sondheim compuso los textos de las canciones."

west-side-story3

Una película legendaria

"Amada hasta el delirio –escribe Joan Munsó Cabús– como expresión del espectáculo total y otras gracias no menos sublimes, West Side Story pasó luego a ser repudiada con parecido fervor por los especialistas de la desmitificación a ultranza, viejo deporte supranacional al que suelen dedicarse con enternecedora contumacia los agoreros por sistema, más atentos a sus viscerales egolatrías que al análisis sereno de un propósito o de un trabajo. En cualquier caso, West Side Story es una de las piezas más representativas del musical moderno. Es probable que no nos hallemos ante una obra equilibrada al ciento por ciento. El diálogo amoroso mantenido por Tony y María entre las estructuras metálicas de las escaleras de seguridad, aun aceptada su naturaleza blanda y necesariamente edulcorada, no posee el temple, por ejemplo, del baile del gimnasio o la gracia de la cascabelera América. Pero esto no ha de influir en la aceptación del film como una de las aportaciones más sensibles que ha hecho Hollywood al cine musical". (El cine musical, Royal Books)

"Y estaba también el fuerte y viejo romanticismo que inundaba toda la trama –escriben Santiago Sánchez González y Emilio C. García Fernández–. Esta era la deuda con el clasicismo de género e historia. La eterna y siempre eficaz narración del amor entre el chico y la chica, con la muerte aleteando por la periferia de Manhattan.

Es melancólica esta película. La constatación de que la felicidad se torna con gran facilidad, que las diferencias raciales no son sobrepasadas como se quisiera y que lo ancestral –religioso, cultural, social– posee raíces demasiado profundas, que el amor, contra lo que se dice y nos gustaría, no puede saltar. Como en la Verona del Medievo. Algunas cosas apenas cambian, aunque se transforme y se modernice el escenario.

Interpretó la película un plantel de jóvenes actores de los que sólo Natalie Wood –María– llegó a la cúspide y a la popularidad total. Los demás, desde los prometedores Richard Beymer y Russ Tamblyn –que ya había aparecido en Siete novias para siete hermanos–, al latinamente apuesto George Chakiris y la racial Rita Moreno, hicieron una carrera discreta. Este fue su mejor momento. Por cierto, lo que no es muy conocido es que el hoy más que maduro Robert Redford pudo haber sido uno de los integrantes de la banda de los Jets; probó para uno de los papeles, aunque luego no se contó con él.

West side story se mereció la acogida que tuvo. Estaba estupendamente realizada –hasta los títulos, del maestro que fue Saul Bass–. Y aunque la vida se ha endurecido y agriado mucho más de lo que se pensó en los 60, sigue siendo un bello y fresco ejemplo de musical puesto al día con éxito" (Guía histórica del cine, Editorial Complutense, 2002).

west-side-story4

Amargura y trasfondo social

"La oposición al racismo –escribe Ricardo Aldarondo– es otro de los temas que aparece con frecuencia en Wise, y con bastante prontitud para el cine de Hollywood, solapado en géneros tan distintos como los de The Day the Earth Stood Still, Odds Against Tomorrow o West Side Story, y que ayudan a conformar ese talante moderadamente liberal, basado en la defensa de los derechos del hombre, de la libertad de expresión, en la denuncia de la corrupción que entraña el poder, en el desenmascaramiento de las maldades colectivas que pueden anidar en una pequeña localidad o de los intereses de los medios de comunicación por encima de los seres humanos que alimentan sus páginas.

Ese sentido de la honestidad que flota en casi toda su filmografía se corresponde con la imagen que siempre ha dado Robert Wise, la de un hombre afable, honesto, sencillo, con cara y hechos de buen chico (...) Ese aspecto bondadoso de Wise ha dado una pátina a la imagen que se tiene de su obra que no es exacta. El cine de Wise, aunque de nuevo prevalezca siempre el tópico alegre y cantarín de The Sound of Music, no es tan amable, ni suave, ni inofensivo. La amargura de los personajes principales de The Set–Up o Two Flags West , los secos y trágicos finales de Odds Against Tomorrow, The Sand Pebbles o West Side Story, la atmósfera asfixiante de Blood on the Moon, la competición de maldades de los protagonistas de Born To Kill, el alegato implacable de I Want to Live! o el brutal comienzo de Somebody Up There Likes Me, con Rocky Graziano de niño siendo golpeado por su padre para que pierda el miedo hasta que recibe un cruel puñetazo en la cara, no se pueden calificar de cine blando, aséptico o simplemente bienintencionado" (Robert Wise, Festival Internacional de Cine de San Sebastián / Filmoteca Española, 2005).

Sinopsis

Ganadora de un total de diez Oscars de la Academia, incluida Mejor Película de 1961, West Side Story estableció un modelo a seguir para el cine musical que aún no ha sido superado. Nunca se había hecho una película así: la de una historia trágica con música y baile.

Basada en Romeo y Julieta y adaptada para describir los conflictos de unas bandas rivales de Nueva York, la película posee una concepción totalmente nueva, llevada a cabo con energía, talento y vitalidad.

La insuperable dirección de Robert Wise, la apasionante música de Leonard Berstein, las sarcásticas letras de Stephen Sondheim, la genial coreografía de Jerome Robbins, hasta la increíble actuación de todos los protagonistas entre los que destaca Nathalie Wood, han convertido a West Side Story en uno de los musicales más famosos de la historia del cine.

Copyright de imágenes y sinopsis © Twentieth Century Fox. Cortesía de Twentieth Century Fox Home Entertainment. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

Hay un momento para echar la vista atrás, recordando las condiciones en que nosotros, la especie Homo sapiens, emprendimos nuestra andadura. Hay un momento para explicar lo que fuimos, en el plano científico y cultural, e imaginar lo que seremos, más pronto que tarde. Tú y yo. Ustedes que nos leen y los que escribimos a este lado de la pantalla. Hay, en fin, un momento para explicar el trabajo de los paleontólogos ‒los historiadores de la vida‒ y sumarlo al de tantos otros investigadores que comprueban cómo la cultura altera nuestro recorrido social y evolutivo. Sabios que rastrean las civilizaciones en que se escindió la humanidad. Expertos que nos hacen partícipes de creencias y costumbres, creaciones artísticas y avances tecnológicos. Entre todos, definen una sutil conexión que que nos mantiene unidos desde hace... ¿cuánto tiempo ya? ¿165.000 años? ¿315.000?

Quién sabe si ese interés por la naturaleza humana, en su increíble diversidad, es lo que te trajo hasta aquí. Ahora ya lo sabes: si nosotros hacemos cada día TheCult.es (Thesauro Cultural), es porque tú sientes esa curiosidad por los retos más desafiantes de la ciencia y la cultura. Quizá acabas de descubrir esta revista, buscando un dato que necesitas para la clase de mañana. O acaso usted ‒a quien le incomoda el tuteo‒ hace mucho que completó sus estudios, y nos sigue fielmente desde que nos asomamos a internet, allá por 2007.

¿Sabe lo que le digo? Queremos observar con usted ‒contigo‒ cada detalle del mundo que nos rodea. Queremos recorrer la historia de la biosfera y explorar las huellas más nobles que hemos dejado en el planeta: nuestra cultura científica, nuestro arte y nuestro legado intelectual.

launicaperfil

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Cómo leer a los filósofos
    Escrito por
    Cómo leer a los filósofos 1. Leer a los filósofos directamente, en sus obras originales. 2. No anteponer prejuicios de ningún tipo, ya se refieran al aspecto físico del filósofo, a la utilización de su filosofía por uno u otro…
  • Destinos humanos
    Escrito por
    Destinos humanos En Babelia leo un interesante artículo del doctor Sánchez Ron acerca de las energías y materias llamadas oscuras y que ocupan el 95% de cuanto nos rodea. ¿Problemas o enigmas a resolver? ¿Misterios para siempre inaccesibles…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Bonne de Luxemburgo y el origen del mundo
    Escrito por
    Bonne de Luxemburgo y el origen del mundo Bonne de Luxemburgo (1315-1349), Duquesa de Normandía, fue esposa de Juan II de Francia y madre de sus nueve hijos, hombres y mujeres que regirían los destinos de la Borgoña francesa durante todo el siglo…

Cartelera

Cine clásico

  • "Pulp Fiction" (Quentin Tarantino, 1994)
    Escrito por
    "Pulp Fiction" (Quentin Tarantino, 1994) El fenómeno se llamó Pulp Fiction, e impactó en los cines en 1994. "Quedamos boquiabiertos –dice el realizador Kevin Smith–, convencidos de que habíamos visto algo genial. Pulp Fiction era genial sin ningún esfuerzo, una película que había…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia